El alisado con taninoplastia en Madrid es uno de los métodos más innovadores para dejarte un cabello liso, reconstruir la fibra capilar e hidratarla. Es un tratamiento a base de taninos que, además, no daña la fibra del cabello. ¿Estás pensando en probarlo? Aquí puedes descubrir cómo cuidarlo después.

Si estás pensando en hacerte un alisado con taninoplastia en Madrid, debes tener en cuenta unos sencillos cuidados para que el resultado sea óptimo y duradero. Para empezar, utiliza siempre un champú con ph neutro (5.5) o sin sal. Nunca utilices champús para limpieza profunda, porque hacen que el tratamiento dure menos.

También es importante que uses acondicionadores leves y nutritivos, y mascarillas para cabellos tratados con taninoplastia. Te ayudarán a nutrir y fortalecer tu cabello. Recuerda que puedes usar el acondicionador cada vez que te laves el cabello y la mascarilla una vez a la semana o cuando tu peluquero te lo indique. En cualquier caso, deja actuar algo más de 5 minutos tu mascarilla.

En el caso de que quieras hacerte unas mechas o teñirte, la mejor opción es que lo hagas antes del tratamiento de taninoplastia. ¿El motivo? Los tintes y las mechas abren la cutícula del cabello. La taninoplastia sella las partes que los tintes han abierto y, si ya tienes el tratamiento hecho, entonces espera quince días para aplicarte el tinte o las mechas.

Por último, si vas a la playa o la piscina, enjuágate el cabello justo después de salir del agua y usa un protector solar.

Como ves la taninoplastia no requiere de grandes cuidados. Siguiendo estos pasos no necesitas más para tener un cabello perfecto.

En Sonia Atanes somos especialistas en taninoplastia, que, además, elimina el encrespamiento y da brillo a tu pelo. Si quieres un cabello liso y sano, apuesta por él. Tendrás ese pelo que siempre has soñado.