El alisado con taninoplastia en Madrid es una de las alternativas más efectivas para las personas que buscan un pelo lacio. Su efectividad ayuda a acabar con problemas habituales como puede ser el encrespamiento. Para las personas con el pelo ondulado, es una opción muy interesante.

Una de las causas habituales de este problema es el clima. Normalmente, el sol hace que el pelo se muestre con un menor grado de flexibilidad. Hay que tener en cuenta que un cabello encrespado es un cabello seco. En esos casos, la cutícula se endurece, y si el clima es húmedo, se da una combinación ideal, porque la capa exterior de nuestro pelo empieza a absorber la humedad que hay en el aire, lo que provoca un aumento del volumen.

Por supuesto, también hay que ser muy cuidadoso a la hora de elegir los productos con los que nos lavamos el cabello. En este sentido, tanto los sulfatos como el alcohol son ingredientes que favorecen el encrespamiento. Para lograr un pelo liso, una alternativa muy eficaz es probar un tratamiento adecuado, como el alisado con taninoplastia en Madrid.

No se debe abusar del agua caliente en la ducha porque acaba con los aceites naturales que tiene el pelo y que lo mantienen con su tacto suave. Al salir de la ducha, aplastar el pelo con fuerza en la toalla puede favorecer el pelo rebelde. Lo ideal es que el aire lo seque, aunque en invierno puede resultar poco práctico. Los secadores, las planchas y las tenacillas pueden deshidratar el pelo, provocando también su encrespamiento. Del mismo modo, es aconsejable acabar con la costumbre de tocarse mucho el pelo, especialmente cuando las manos están húmedas.

En el centro Sonia Atanes tenemos experiencia en tratamientos para el cabello que pueden acabar con los problemas de encrespamiento.